Todos en algún momento hemos visitado al dentista. Sin embargo, esto no resta el pánico y ansiedad que muchos sienten al solo saber que tienen que estar presentes ante el médico de bata con dientes. La odontofobia o miedo al dentista se ha vuelto algo común, y cómo no, cuando hasta hace unas décadas se utilizaban técnicas dentales poco prácticas y bastante dolorosas para los pacientes.

Por suerte, actualmente las técnicas para el tratamiento dental suelen ser lo menos invasivas y dolorosas posibles aplicando el uso de anestesia. El problema se encuentra cuando el miedo real no figura en el verdadero dolor que se pueda recibir por un tratamiento dental, sino en las experiencias pasadas con odontólogos.

Lo peor del miedo al dentista es que se puede tornar en odontofobia e ir empeorando a largo plazo. En este post hablamos al respecto, ofrecemos consejos útiles, tratamiento y por supuesto las causas de este trastorno.

¿Qué es la Odontofobia?

La odontofobia se caracteriza hoy en día por ser una de los miedos más comunes. Se cree que al menos el 50% de la población padece algún tipo de temor o fobia a ir al odontólogo.

Si bien para muchos se trata de algo habitual y suelen ir varias veces al año para chequeos y limpiezas al año, los que padecen este trastorno ven la vida gris al tener que pasar por el médico, ya que, sienten un temor excesivo ante la idea de realizarse algunos de los procedimientos dentales.

Por eso, dicha fobia, puede ser producto de haber tenido en el pasado una experiencia traumática y desagradable que le haya causado mucho dolor debido (posiblemente) a una mala praxis odontológica.

fobia al dentista

Sin embargo, es preciso señalar que no necesariamente este particular miedo, sea producto únicamente de experiencias propias, puesto que, también la persona puede experimentar pánico odontofóbico por experiencias ajenas.

Las personas que padecen de este trastorno, evitan al máximo realizarse algún procedimiento dental, incluso cuando su salud dental depende de ello.

Es por esto que muchas personas dejan de acudir al especialista dental y no tienen un control adecuado en sus piezas dentales. Debido a este descontrol, los pacientes de esta patología pierden muchas de sus dientes y muelas.

Características de la odontofobia o miedo al dentista

Científicamente la odontofobia se refiere a un trastorno de ansiedad, que está catalogado dentro del manual de diagnóstico y estadística psiquiátrica. Es por esto que se debe hacer mención de manera específica a las manifestaciones de ansiedad que refleja el paciente.

La odontofobia es un tipo de fobia específica, ya que la visita al dentista, es el elemento que produce el estallido a ese pánico. Por otro lado, la conducta más frecuente que asumen los pacientes odontofóbicos, es la abstención de sus visitas al especialista dental.

Ahora bien, cuando existe esta patología en las personas, los pacientes suelen tener características peculiares. De este modo, esta enfermedad de ansiedad, es diagnosticada como trastorno psicológico. Por lo tanto, es necesario recibir atención psicológica.

¿En qué consiste la fobia al dentista?

A nivel clínico cuando se refiere a las características del miedo al dentista, se deben determinar los aspectos que generan esta alteración psicológica. La odontofobia se caracteriza por tener los siguientes síntomas:

Miedo excesivo

Generalmente, la respuesta de ansiedad que produce el miedo en los pacientes que padecen este trastorno, es excesiva, ya que sufren más al visitar el odontólogo.

Una persona con miedo al dentista no solo tendrá ansiedad al ir al odontólogo, sino que también padecerá este síntoma al pensar en una habitación de odontología, escuchar el sonido del taladro o ver a un odontólogo.

Pensamientos fóbicos, incoherentes e irracionales

Para muchos médicos la ambigüedad que se presenta en los pacientes odontofóbicos no queda muy clarificada.

Se debate el paciente entre la realidad y la respuesta de ansiedad. De tal manera, que el odontofóbico no puede justificar de manera lógica su conducta temerosa, irracional e incoherente cuando va al médico.

Acciones conductuales fóbicas incontrolables

Lamentablemente, el paciente odontofóbico que presenta esta característica no tiene la capacidad de controlar su comportamiento de miedo fóbico e irracional. Por lo que, tiende a realizar acciones conductuales erradas, de manera inconsciente e involuntaria, sin poderlas controlar.

Evitación del estímulo temido

La visita al dentista es el estímulo que origina dicho trastorno mental, es por ese motivo, que el paciente se abstiene a visitar al especialista dental incluso cuando su vida o salud dental corre riesgo.

Síntomas de la Odontofobia

miedo al odontólogo

Entre la sintomatología de la odontofobia, se puede determinar que la fobia es lo que origina el miedo de visitar al odontólogo. Los síntomas que puede presentar el miedo al dentista se clasifican en 3 tipos: físicos, cognitivos y conductuales.

Síntomas físicos

Se ha determinado que la persona que padece de Odontofobia, cuando visita al dentista siente una serie de alteraciones en su cuerpo.

Su sistema nervioso central aumenta la actividad y la ansiedad se manifiesta, ante el estímulo temido, ya sea presencialmente (acudiendo a consulta) o mentalmente (el paciente puede sufrir ansiedad al saber que tiene que visitar el odontólogo o al pensar en él).

No todos los pacientes que padecen este trastorno experimentan los mismos síntomas. No obstante, entre los síntomas más comunes se encuentran: el

  • Incremento del ritmo cardíaco y aceleración del sistema respiratorio
  • Tensión elevada
  • Rigidez muscular
  • Aumento de la sudoración
  • Dilatación pupilar
  • Dificultad visual
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Mareos
  • Fuertes dolores de cabeza y de estómago

Síntomas cognitivos

Igual que en las anteriores manifestaciones, el paciente con este tipo de patología experimenta pensamientos imaginarios en relación a las intervenciones bucales.

Dichos pensamientos son exageradamente irracionales, incoherentes y negativos en relación a las intervenciones bucales. Además, imaginan el dolor que sentirán en caso de alguna revisión y el proceso de cicatrización de la cirugía.

Síntomas conductuales

El fóbico prefiere evitar a toda costa la visita al odontólogo. Su temor le impide acudir incluso cuando es completamente necesario y su vida o salud bucal depende de ello.

Otro síntoma conductual que se presenta en los odontofóbicos es el escape de la consulta, donde el paciente acumula las fuerzas para llegar a la consulta, pero termina yéndose antes de entrar.

Causas del miedo al dentista

El origen de las fobias, está asociado a ciertos factores. Se resumen a tres:

Experiencia personal

Primeramente, la experiencia personal en relación a la visita al dentista es el motivo principal para que las personas desarrollen este trastorno. Puesto que el primer factor que desarrolla el miedo fóbico al dentista son las experiencias traumáticas.

El paciente pudo estar involucrado en alguna intervención dental que causara dolor y pánico, lo que pudo desencadenar el miedo al dentista.

Visualización de imágenes odontológicas desagradables

Muchas veces, las personas desarrollan el miedo fóbico a los procedimientos odontológicos luego de haber visualizado imágenes de intervenciones bucales.

Además del miedo al dentista, también hay quienes no asisten al odontólogo por vergüenza de su salud dental.

Hay que tomar en cuenta que hasta hace unas décadas las técnicas utilizadas para las intervenciones bucales eran mucho más agresivas. Por ejemplo, hasta hace poco era más común ver que la anestesia se suministrara mediante una inyección a las encías.

Actualmente, se puede obtener el mismo efecto mediante el «gas de la risa» u óxido nitroso.

Escuchar o ver experiencias negativas de terceras personas

¿Alguna vez has leído que la mejor publicidad es la de boca en boca? En este caso no es la mejor, sino la peor. Muchos de los fóbicos se basan en las experiencias de otros para incrementar su miedo.

Consecuencias de la Odontofobia

Una de las consecuencias que se produce por efecto de esta patología, es el descuido de la salud dental, la cual genera en ocasiones otras complicaciones de salud, no solo a nivel bucal, sino también en nuestro organismo.

Por consiguiente, muchas de las situaciones traumáticas odontológicas, se pueden evitar si se mantiene un adecuado control en el tratamiento dental.

Tratamiento de la odontofobia o miedo al dentista

Existen técnicas que ayudan a controlar el miedo fóbico. Dependiendo de la gravedad del trastorno, se ponen en práctica algunas técnicas terapéuticas. Tales como: la meditación y relajación, la hipnoterapia y la programación neurolingüística.

El tratamiento con mayor éxito ante el miedo al dentista es el tratamiento psicológico-psiquiátrico, ya sea bajo medicación o sin ella.

Fuentes consultadas:

  • Fobias: MedlinePlus. (s.f.). Recuperado 18 mayo, 2019, de https://medlineplus.gov/spanish/phobias.html
  • Colaboradores de Wikipedia. (2019b, 31 agosto). Odontofobia – Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado 2 septiembre, 2019, de https://it.wikipedia.org/wiki/Odontofobia
  • Pichot, P., American Psychiatric Association, Aliño, J. J. L. I., & Miyar, M. V. (1995). DSM-IV: manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales(4ª ed.). Barcelona, España: Masson.

¡Déjanos un comentario!