Una fobia específica es un trastorno de ansiedad que es muy común. Sin embargo, muchas de las fobias no cuentan con tratamiento alguno que logre recuperar la vida normal de los pacientes.

Existen una gran variedad de fobias específicas y cada una es muy diferente a las demás. Por ejemplo, una persona podría tener miedo a tomar el ascensor o incluso tener relaciones sexuales.

¿Qué son las fobias específicas?

Antes de poder dar un significado de lo que son las fobias específicas hay que entender que las fobias son un miedo o ansiedad intenso e irracional por un objeto, actividad o animal que no ofrece ningún peligro real.

Las fobias específicas son aquellas que se caracterizan por generar ansiedad frente a una situación u objeto en específico. Este tipo de fobia es el más común y según datos, se estima que al menos el 10% de la población sufre algún tipo de fobia específica.

«La fobia específica se caracteriza por la presencia de ansiedad clínicamente significativa como respuesta a la exposición a situaciones u objetos específicos temidos, lo que suele dar lugar a comportamientos de evitación.«

Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM IV)

Las fobias regularmente están relacionadas con alguna situación del pasado. Además, cabe destacar, que las fobias afectan la calidad de vida de las personas afectadas, evitando que puedan llevar una vida como la de los demás.

Las fobias específicas inhiben a las personas afectadas de realizar acciones o tareas que para los demás son completamente normales. Un ejemplo de esto es la agorafobia, un tipo de trastorno de ansiedad obsesivo que, en el peor de los casos, puede llevar a los afectados a no poder salir de sus hogares por el miedo a lo que podría pasar en espacios abiertos.

Con regularidad, las fobias generan un comportamiento de evitación. La razón se encuentra en que la imaginación del fóbico lo lleva a imaginar situaciones irrealistas y exageradas.

Categorías comunes

miedo inyecciones - fobia especifica
El miedo a las inyecciones es un tipo de fobia específica.

Existen tantas fobias como personas, ya que cada quien puede desarrollar un miedo totalmente distinto basándose en las experiencias que haya atravesado. Sin embargo, algunas de las categorías más comunes de las fobias específicas son por temor a:

  • Situaciones, como estar en lugares cerrados, viajar en avión, etc.
  • Los animales o insectos, como gatos o arañas.
  • A la sangre, lesiones o inyecciones.
  • A la naturaleza, como a los árboles, madera o rayos.
  • Otros, como el miedo a los payasos o los ruidos fuertes.

Causas

El origen de una fobia específica puede ser muy variado. Cada paciente desarrolla el miedo de distinta forma. Sin embargo, las causas más comunes son:

  • Experiencias negativas que generaran un ataque de pánico en el pasado.
  • Problemas de ansiedad heredados o por conducta aprendida.
  • Función cerebral distinta a lo habitual.

Algo que siempre tienen en común los fóbicos, es que los síntomas se disparan al estar en contacto, escuchar, imaginar, ver o tocar el estímulo fóbico (un gato, perro, lugar alto, estar encerrado, sangre, etc.)

Síntomas

Las fobias específicas generan los siguientes síntomas:

  • Estar consciente de que el miedo es excesivo e irracional, pero no poder controlarlo.
  • Evitación de la situación, objeto o animal que cause la fobia.
  • Sudoración excesiva.
  • Sensación de ahogo o atragantamiento.
  • Mareos y dolores de cabeza.
  • Elevación de la frecuencia cardíaca.
  • Temblores.
  • Escalofríos
  • Sensación de irrealidad.
  • Miedo a morir.
  • Temor por perder el control.

Tratamiento para fobias específicas

Cada una de las fobias se trata de diferente forma en base al paciente y la situación que ha originado la fobia. Es por esto, que se requiere asistir a un especialista para poder tratar las fobias específicas.

Igualmente, también puedes ver cuáles son los tratamientos de las fobias dando clic a este enlace.